Seguidores del Blog

domingo, 14 de diciembre de 2014

"Chiveando" por tierras Asturianas.

Desde mi última visita el año pasado, añoraba volver por estas hermosas tierras, por las que siento bastante apego, tanto por sus hermosos paisajes, como por su abrupta costa y por su puesto, por su humilde gente.

Antes de nada, creo que es de recibo agradecer a quien corresponde, el que yo os pueda escribir y contar todo esto, ya que, sin ellos, nada de ello seria posible. Manel, Dario y Eleazar, creo que sabéis de sobra lo que significa, el mero hecho de poder compartir unos lances con vosotros, más aun, sabiendo como estaba el tema, ya que, seguro que os hubierais quedado en cama, de no ser por nuestra visita. ¡Gracias compañeros!

La verdad, la cosa no pintaba nada bien, las previsiones eran de Mar del noroeste de hasta 4 metros, con viento del norte y lluvia el Sabado, y algo menos de Mar para el Domingo, aunque no mucho menos.

El hecho de tener que fijar una fecha concreta de antemano para poder cuadrar los tres integrantes del "trip"(Marcos, Beñat y el que suscribe), hizo que las condiciones tanto del Mar y metereologicas fuera una autentica lotería. Al final, se confirmaron los peores augurios, pero tengo que reconocer, que a la hora de pescar, el tiempo nos respeto bastante. El fuerte oleaje tampoco fue impedimento para poder pescar, aunque gran "culpa" de ello, la tuvieron nuestros guías.

Ya desde el viaje de ida, tuvimos como "fiel acompañante" a la lluvia:






Una vez instalados cómodamente en nuestro apartamento, recibimos la visita de Manel y planificamos la primera jornada, las cosas pintaban mejor a pesar de las previsiones.





El plan era observar el Mar al amanecer y decidirnos por una zona de abrigo, al resguardo del fuerte Mar de fondo y del viento.

No obstante, al siguiente día con la primeras luces, confirmamos que la "cosa" iba a estar dura de verdad. Fuerte viento de cara con un Mar imponente y tormentas de lluvia era lo que nos esperaba.





Al final, Manel decidió bajar a una calita resguardada del mar del Noroeste, después de descartar alguna otra por el camino, aunque más por "despiste" que por descarte, jeje..











Estaba practicable, aunque en este caso, los "chivos" iban  a resultar imprescindibles y como no, "algo" adecuado para poder lanzarlos.

Yo en mi caso, me hice con los servicios de una Cinetic Black Sea Bass 3,30 metros CW: 40-120, para esta visita, aunque, desde luego, vistas las sensaciones que he tenido, intentare sacarle partido también este invierno, ya lo creo.





Me llevo grato recuerdo de este primer escenario en el que pescamos, ya que,  además de estrenar la vara con una Roballiza Asturiana, lo hice con un "chivo"( Delta 50 gramos blanco). Otro reto conseguido, que aunque parezca una "chorrada", me hace especial ilusión. Además, en un "micro-punto" al que desde arriba eché el ojo antes de bajar, ya que, cogía un poco mas de calado y la corriente no era tan fuerte, hice bien en intentarlo allí, ya que, dio la única de toda la mañana. C&S








Después de insistir y dar unos cuantos varazos más por la zona, decidimos "plegar" e ir a sacar unas fotos a la "Playa del silencio", un enclave precioso, que tenia muchas ganas de visitar, para posteriormente hacer unas compras e ir picar algo.


















Y eso es lo que dio de si el Sabado en el roquedo. A la tarde nos lo tomamos con más calma e hicimos un poco de turismo por Luarca , también probamos algunos microvinilos y señuelos en el puerto. Al día siguiente, aun quedaba otra dura jornada de pesca. También saludamos a Tino, que se paso por el puerto a hacernos una visita, un placer por cierto.










El Domingo, nos acompañarían Dario y su cuñado Eleazar. Las risas estaban aseguradas y además conocían una bonita zona al resguardo del Mar, una calita muy curiosa al mas puro estilo "Ibizenco", pero aquí, en nuestro Cantabrico.

La zona también estaba al abrigo del potente mar de fondo que todavía reinaba, aunque allí, se mantenía en muy buenas condiciones para la pesca. Algunas pequeñas Roballizas dieron la cara con los vinilos y alguna otra que se dio a la fuga (ver vídeo). 

Un lujo poder disfrutar de esta costa en tan buena compañía y con alguna que otra captura.



                           





















A pesar de las inclemencias, sin duda mereció la pena el viaje... ¡y tanto que si!. Por si había quedado alguna duda, os dejo un pequeño vídeo, que para mí en particular, supondrá un grato recuerdo cada vez que lo vea.

Va por vosotros... ¡paisanus!











16 comentarios:

  1. Muy buenas Ruben!
    Que alegria poder ver unas imágenes como esas de unos parages y una gente tan dignas de mencion sin duda! Yo por mi parte añoro todo eso!no se si por suerte o por desgracia ya llevo casi 20 dias en Marruecos Casa Blanca por temas laborales! Y la verdad es que tener noticias vuestras le suben a uno la moral!
    Un saludo desde Casa Blanca!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...Y no te llevaste la caña?, si aquello es el paraiso de las lubinas, jejeje y encima hay buen "eucalipto" por allí. La próxima avisame y voy yo de "asesor" joe!

      Saludos Daniel

      Eliminar
  2. Elme muy guapa la entrada y ya sabes cuando quieras estamos por aquí que todavía nos queda costa para enseñarte y para reirnos con el cuñaooo.
    Un saludo Compañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te tomo la palabra Dari, yo a tales proposiciones no me oirás decir que no, aunque también sois bienvenidos por estas tierras... y lo sabes!

      Si, si...Ele siempre viene bien, por si el camino esta estrecho...jijiji

      Un abrazo socio

      Eliminar
  3. Coincido plenamente con la exposición de la gran belleza asturiana y sus buenas gentes.Tengo ganas de volver a esa tierra, para disfrutar de ella, pero con calma. Y si se presta para pescar un rato, pues mejor.
    Enhorabuena por las jornadas y que no sean las últimas por ahñí.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo saliendo de la rutina soy feliz Jose, y mas pescando en semejante entorno y por si fuera poco con unos guías así, y para rematar encima pescamos, que mas se puede pedir ( sin contar el sexo jejeje..)

      Saludos fiera y cuidame a Walter por esos lares jejeeje, y si queda sitio yo quepo hasta en el equipaje de mano, jijijji

      Eliminar
  4. Que maravilla Ruben poder contar con unos anfitriones de esa talla, con esa costa dura pero preciosa ,con gente amable y campechanas ,solo puede tener como resultado, ganas de volver mas veces.
    Dias así de pesca son los mejores. Un saludo y buenas fiestas para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tiene todo Pepe, todo lo que un pescador de Lubina necesita. La compañía de 10, sin ellos nada de esto hubiese sido posible, por lo que les estoy muy agradecido.

      Saludos

      Eliminar
  5. muy guapa la entrada Ruben...una pena q os cojiera mal tiempo y mar...A ver si la próxima coincidimos,,,un saludo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viendo el panorama como se presentaba, al final salió todo a pedir de boca y eso que estaba feo el asunto, no hay queja, volveré!

      A ver si la proxima coincidimos Cabo, estaría bien.

      Un abrazo compañero

      Eliminar
  6. El placer ha sido mio Ruben,ya sabéis que estáis invitados a pescar esta costa cuando os apetezca,me alegro que te hayas estrenado con el chivo,y mas en nuestra tierra.

    Un vídeo muy guapo,como todos los que editas.

    Saludos para los tres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi da gusto tio, me lo ponéis muy fácil y eso que no estaba el tema para mucha "fiesta". No me cansare de agradeceros el hecho de que os preocuparais de que todo saliera como salió.

      Ya sabes, tienes un colega en Zarautz para lo que necesites.

      Un abrazo tio

      Eliminar
  7. Menudo reportaje más chulo, muy buena la entrada. FELIZ AÑO

    ResponderEliminar
  8. Gracias socio

    Deja algún pez por Australia jejeje.

    Un abrazo, cuidate

    ResponderEliminar